Corrijo y maqueto tu libro

   ¿Has terminado tu libro y dudas sobre su calidad o interés? ¿Quieres publicarlo y no sabes cómo hacerlo? ¿Necesitas maquetar tu texto? Te ofrezco mis servicios profesionales: informe de lectura, corrección ortotipográfica y de estilo, maquetación y subida del libro a Amazon.
   Escríbeme a rocorrectora@gmail.com y cuéntame qué necesitas. Te haré un presupuesto personalizado, ajustado a tus intereses. ¡Tu obra merece lo mejor!

Crónica de la Feria del Libro de Madrid 2017

   Un año más, el parque de El Retiro se ha llenado de libros, lectores y escritores para celebrar la 72 edición de la Feria del Libro de Madrid (FLM), con Portugal como país invitado. Como periodista que soy, empiezo esta crónica con los datos más significativos, según el balance que la organización ha facilitado a los medios. Las ventas han alcanzado los 8,8 millones de euros, lo que supone un incremento porcentual en torno al 8% con respecto al año pasado. Respecto a los visitantes, destacó la presencia femenina (66% mujeres frente al 34% de hombres). El perfil del público correspondía al segmento de edades comprendidas entre los 24 y 50 años (57%). Cabe destacar, además, que un 20% de los visitantes de la Feria procedían de ciudades de fuera de la Comunidad de Madrid, lo que consolida a la FLM como uno de los eventos impulsores del turismo cultural de la capital. Un 85% de los encuestados aseguró haber visitado anteriormente la FLM, mientras que para un 15%, esta de 2017 ha sido su primera Feria. Un 52% dedicó una media de entre dos y cuatro horas a recorrer el Paseo de Coches, mientras que un 21% permaneció en la Feria más de cuatro horas. El 55% del público asistente afirmó haber gastado entre 20 y 50 euros; el 27%, entre 50 y 100 euros, y el 10%, más de 100 euros.
   En esta edición no he tenido firma oficial puesto que mi última obra, En el fin de la Tierra, decidí publicarla en Amazon como autora independiente, sin respaldo editorial. No obstante, he pasado varias tardes en la Feria y he tenido el placer de firmar algún ejemplar de mi segunda novela, Ellas y el sexo, a la venta en la caseta 281 del grupo editorial Sial-Pigmalión.
   Mi primer paseo fue junto a mi amiga @emiabbott, periodista especializada en Cultura que preparaba un reportaje sobre escritores que también ejercen de traductores. Visitamos a José Manuel Lechado, traductor de inglés y árabe, que firmaba en la caseta de ediciones Sílex varios ensayos de su autoría y su edición del libro “La Revolución Rusa”, de Vicente Blasco Ibáñez. Después nos dirigimos a la caseta de Visor, donde Emi compró un libro de poemas de su ilustre tocaya Emily Dickinson. El colofón de la tarde lo pusieron un rico helado y nuestra pose "de postureo" para la portada de El País.


   La siguiente visita a la Feria transcurrió en compañía de mi amigo Gabriel Neila, recién llegado de Thailandia, donde ha pasado el último año como profesor de español. Escritor y traductor de la única obra de teatro que Conan Doyle dedicó a su personaje inmortal Sherlock Holmes, Gabriel también realizó unas declaraciones para el reportaje de Emi. Tras la firma de ejemplares de sus libros “La vida en minúsculas” y “Los amores ausentes”, caminábamos por el recinto ferial en busca de una terraza donde aliviar cansancio y sed y nos topamos con la promotora literaria Pepa Muñoz “Locura de Libros”, con la que tuvimos una agradable tertulia (sobre libros, como no podía ser de otra forma). El encuentro quedó inmortalizado en esta imagen.


   ¿Para qué nos vamos a engañar? Con uno de mis libros a la venta en la caseta 281, no me hubiera gustado pasar la Feria sin estrenarme con el boli. El momento llegó con la visita de Nicolás y Mariluz, ambos profesores y grandes lectores, a quienes tuve el placer de dedicar un ejemplar de “Ellas y el sexo”, charlar y compartir gustos literarios al caer la tarde. Esta es nuestra foto-recuerdo del encuentro.

 
   Entretanto, mi amiga @emiabbott armaba su reportaje y protagonizaba la anécdota de la jornada. Quería empezar el trabajo con unas declaraciones de Javier Marías, maestro entre los escritores-traductores. Se dirigió a la caseta donde firmaba y se encontró con una larga cola de lectores que esperaban la dedicatoria del famoso autor. Pidió permiso a la señora que empezaba la fila y, una vez conseguido, se presentó al escritor y le explicó el motivo de su reportaje. “No tengo inconveniente, pero ahora es imposible. Hay mucha gente esperando mi firma”. “No se preocupe. He pedido la vez, como en la carnicería, y esta amable señora me la ha dado”, le contestó ella. La aludida asintió sonriente y el escritor respondió encantado a las preguntas de la periodista.
   La última tarde que asistí a la Feria cambié el chip de escritora por el de lectora. Compré “Más allá del invierno”, última obra de mi admirada Isabel Allende, y me dispuse a esperar la larga fila para la dedicatoria en compañía de María Loreto Navarro Pacheco, promotora literaria y compatriota de doña Isabel; y nuestra encantadora amiga y ávida lectora Carmen Navas. No voy a negar que el evento nos decepcionó un poco. Debido a la multitud que esperaba a la autora en la carpa, la organización decidió que el encuentro con cada lectora (calculo que el 95% éramos mujeres) no se prolongara más de un segundo: el de estampar su firma en la primera página del libro, sin más palabras ni dedicatorias. Rebelde que es una, no pude evitar saltarme la norma e intercambiar unas frases con la escritora, ante la mirada inquisidora del personal de seguridad. En cualquier caso, celebro haber adquirido el libro. Lo empecé a leer esa misma noche y me tiene entusiasmada. Además coincide con un momento perfecto para disfrutarlo: el proceso creativo de mi nueva novela, que también habla de amores en la madurez y de segundas oportunidades.



   Y vosotros, ¿habéis estado en la Feria del Libro de Madrid? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia? Espero vuestros comentarios. Gracias y hasta la próxima, amigos

Croquetas caseras en dos actos

   Por el título de esta entrada muchos pensaréis que he cambiado mi actividad literaria por el quehacer gastronómico, pero nada más lejos de la realidad. Traigo una receta erótico-festiva de croquetas que publiqué en Ábremeloya, mi antiguo blog de relatos eróticos y recetas de cocina con solera, germen de mi segunda novela, "Ellas y el sexo". Dedico esta receta, en especial, a uno de mis grupos preferidos de Facebook: Libros, lectores, escritores y una taza de café, también conocido como grupo LLEC. Una comunidad muy activa de lectores y escritores con un delirio común: el amor a las croquetas.


   Sin más dilación, entramos en materia. Para preparar las exquisitas croquetas que muestro en las fotos necesitáis, básicamente, dos cosas: una elevada dosis de paciencia y la misma de amor. La familia, los amigos o el amante de turno lo agradecerán. Si se trata de éste último, hay que pedirle que haga de pinche para llevarse luego un beneficio extra...

   INGREDIENTES:
   -La compañía de la pareja, amante de turno, amigo especial, ínclito o susodicho.
  -300 gramos de pollo y/o carne sobrante del cocido o de cualquier otro guiso (pollo asado, por ejemplo).
   -Media cebolla, un diente de ajo y un vaso de caldo de carne o de verduras.
  -Aceite de oliva, medio litro de leche, dos cucharadas soperas bien colmadas de harina, uno o dos huevos batidos, pan rallado, sal, una pizca de pimienta y una pizca de nuez moscada.

                                                 

   MODO DE PREPARACIÓN
  Es importante acordarse de hacer croquetas cuando tengáis caldo de verduras o del cocido, y si además os han sobrado carne o pollo de este último guiso, mejor. Lo ideal es la compañía del amante de turno o amigo especial. También podéis sustituir al susodicho por vuestro grupo de amigos, aunque en este caso el segundo acto no será tan jugoso. Ya veréis por qué.
   Primer acto: Poner al susodicho/a a picar media cebolla y un diente de ajo muy menuditos y a deshacer la carne. Terminada esta labor, echar un poco de aceite de oliva en una sartén grande y plana y sofreír la cebolla y el ajo. Cuando estén dorados, añadir la carne, sal, una pizca de pimienta, una pizca de nuez moscada y mezclar. Agregar un vaso de caldo y remover. Ya está listo para hacer la bechamel con la participación de la pareja en cuestión, si es que está. Dejar el preparado de la sartén a fuego lento, añadirle dos cucharadas soperas de harina y, con una cuchara de madera, remover y remover hasta deshacer los grumos. Incorporar medio litro de leche y seguir removiendo.
   Segundo acto: Es necesario permanecer así, muñeca en danza y a fuego lento, unos 45 minutos, hasta que la bechamel adquiera la consistencia adecuada para poder liar las croquetas. Mi consejo es que pongáis una música sugerente, os mováis al ritmo y que el susodicho/a, por detrás, pasee sus manos por toda la extensión de vuestra anatomía, también al ritmo. Debéis calcular el tiempo necesario para culminar ambos actos, el culinario y el sexual. Aviso a navegantes: si os dejáis arrastrar en exceso por esta última actividad corréis el riesgo de que se quemen la bechamel y más cosas. En caso de que os azote la prisa, controlarla y terminar la masa. Como es necesario que se enfríe para fabricar las croquetas, queda un margen de varias horas para entregarse de lleno al acto por excelencia (supongo que no tengo que deciros cuál es).
   Saciado el deseo sexual tendréis mejor disposición para llevar a buen fin el tedioso proceso de empanar las croquetas, paso crucial para saciar el gastronómico. Poneros los dos, tenedor en mano, a darle forma a la masa. En caso de que no tengáis claro cuál deberían adoptar vuestras croquetas, el asunto consiste en tomar la medida de una de las unidades del par del ínclito y moldearlas en consecuencia. El jueguito puede dar para mucho, porque seguro que cada uno de vosotros modela la croqueta de un tamaño distinto (mayor la que haga el susodicho, ya veréis...). Una vez formadas, mojarlas en huevo batido primero y después en pan rallado. Freírlas en aceite de oliva muy caliente y cuando se enfríen, a disfrutar...
   Exultantes de placeres eróticos y gastronómicos, ¿qué os queda, amigos lectores y escritores? Poned el broche de oro a la velada con una taza de humeante café y una lectura acorde a la situación: "Ellas y el sexo", una novela que, además de arrancaros unas cuantas risas, os sumergirá de nuevo en un universo excitante de pasiones y pulsiones. Dos años seguidos en el TOP20 de Humor en Amazon ¡Espero vuestros comentarios! ¡Gracias y hasta la próxima!

Promoción indie: los grupos de lectura de Facebook

   Si eres un autor independiente, ya sabes lo que te toca: promocionar tu libro en la red desde su lanzamiento e incluso antes de que vea la luz. Conseguir visibilidad en las grandes plataformas, como Amazon, es una tarea ardua en la que tendrás que implicarte de lleno. Hay herramientas de promoción que dependen únicamente de ti, y cuya eficacia está en función de tu propio "arte" a la hora de "vender" tu libro. Entre ellas destaco los grupos literarios de Facebook.
   En la red social más popular del mundo puedes encontrar de todo: nuevos amigos, eventos a los que asistir, un estilismo bonito y barato para lucir en una fiesta y, por qué no, un buen puñado de lectores. Vamos a este último asunto, que es el que más te interesa como autor independiente. Hay cientos de grupos literarios en Facebook, pero no todos son efectivos a la hora de atraer lectores. Citaré aquí a los que, en función de mi experiencia y en mi humilde opinión, considero más relevantes, aunque seguro que alguno se me escapa. Entre sus características comunes destaco que cada uno aglutina a más de 20.000 personas; reúnen tanto a autores como a lectores y -dato importante- prohíben el pirateo de libros.



   Con más de 36.000 miembros, es uno de los más antiguos. Lo administran el bloguero y reseñador Jesús Pereda y la lectora Rosa de la Mata. Sus publicaciones son variopintas: retos relacionados con la Literatura o el lenguaje que suelen proponer los administradores; reseñas de libros; fragmentos o enlaces de compra de obras que cuelgan sus propios autores; comentarios de lectores; petición de recomendaciones literarias, etc. Sin duda, un buen escaparate para tu libro.



   Uno de los grupos de lectura más populares de Facebook, que supera los 30.000 integrantes. Aunque la mayoría de las obras que se promocionan aquí son románticas, está abierto a autores de cualquier género. Siempre suele tener vigentes varios sorteos de libros y sus administradoras Cecilia Pérez, China Yanly, Yesse Ollarve y Gabi Rodriguez (grandes y divinas lectoras) son solícitas y diligentes a la hora de organizarlos, así como para ayudar a los escritores del grupo en sus promociones.



   Grupo con más de 28.000 participantes, creado para lectores/as y escritores/as de cualquier género literario. Se invita a los autores/as independientes a presentarse a los lectores, a promover sus obras y a invitar a los miembros del grupo a comentar. No obstante, y con la intención de evitar el "spam", estas promocionen quedan restringidas a una vez por semana. El grupo es activo y la gente suele interacturar. Sus administradores, los autores Jaime Blanch Queral, Joaquim Colomer Boixés, Elisabeth M.S., Yolanda Martínez, Enrique Vidal y Lorena Franco, organizan actividades para promocionar a los autores independientes, como lecturas cruzadas y conjuntas o sorteos.



   A este gran club de lectura que supera los 20.000 seguidores se han unido también muchos autores que lo utilizan como plataforma para dar a conocer sus obras. Sus administradoras son la promotora literaria Maria Loreto Navarro Pacheco y la activa lectora sevillana Rocío Fernández López. Ambas tienen, además, sus propios grupos: el de María Loreto se llama La magia de los buenos libros y está dedicado básicamente a la promoción de autores indies y sus obras. Rocío acaba de inaugurar el suyo, Un libro... un faro de sabiduría, en el que ya participan más de mil personas. En él encontraréis reseñas de su administradora, recomendaciones, citas literarias, curiosidades sobre los grandes nombres de la Literatura universal y algún sorteo.
   Otros grupos de Facebook que utilizan los autores independientes para promocionar sus libros son los que han formado los propios escritores. Cuentan con amplias comunidades de seguidores (varios miles) aunque ninguno llega a los 20000 que tienen los antes mencionados; y, además de difundir la obra propia, sus creadores animan a otros colegas a usarlos con el mismo fin. Entre ellos están los de Blanca Miosi, autora bestseller en Amazon. Son Blanca Miosi y su mundo¿De qué trata tu libro? Autores Hispanoamericanos. Cito también a los fundados por el prolífico Javier Haro Herráiz, con más de setenta títulos publicados en Amazon. Entre sus grupos están Presenta tus obrasKindlizate El excitante mundo de Eros, este último especializado en la difusión de obras del género erótico.
   Entre los autores independientes que han creado comunidades literarias en Facebook destaco asimismo a Antonio Lagares, fundador de grupos dedicados tanto a lectores de kindle como a escritores que publican en digital. Cada uno de ellos cuenta con varios miles de seguidores: Lectores de libros KindleClub de Lectura en Español o Lectores de libros eróticos. Del mismo modo, Max Piquer, autor independiente conocido por sus publicaciones de género erótico, ha creado otro grupo de éxito en Facebook: Autor independiente, date a conocer.
   Desde mi punto de vista, la eficacia de publicar las promociones de tus novelas en estos grupos está en función de la propia iniciativa y creatividad de cada autor. Ofrezco algunas pautas, aunque parto de la base de que nadie conoce la receta del éxito; de lo contrario la aplicaríamos todos. Son las siguientes: 
   -No atosigues a la audiencia. Hay escritores que cuelgan sus promociones en todos los grupos de forma insistente, incluso varias veces al día. Lejos de traerte más ventas, esta práctica suele resultar contraproducente. Además de arriesgarte a que los administradores la retiren e incluso te expulsen del grupo si persistes, puedes provocar que te bloqueen usuarios molestos por el aluvión publicitario. Creo que la frecuencia acertada para promocionar en los grupos literarios de Facebook es una o, como mucho, dos veces por semana. 
   -No te limites a colgar el título de la obra y el enlace de compra. Muestra la sinopsis o un detalle de las primeras líneas del libro. También puedes atraer lectores con una frase impactante que defina a tu obra. No me refiero a calificativos como "un libro apasionante" o "una novela maravillosa", sino a una especie de titular que, además de informar sobre su contenido, llame la atención del receptor. Pongo como ejemplo la que yo misma creé para promocionar mi segunda novela, "Ellas y el sexo": "Sexo en Nueva York a la española". Esta obra lleva casi dos años (desde noviembre de 2015, fecha en la que recuperé sus derechos en digital) entre los veinte títulos más vendidos de la categoría de Humor en las tiendas Amazon de España y Méjico.
   -Antes de publicar tus promociones en cualquier grupo, lee con atención sus normas y comprueba que lo que deseas difundir se ajusta a las mismas. 
   -Mide tu esfuerzo: no creas que postear en muchos grupos hará que vendas muchos libros. Es más eficaz que observes sus dinámicas de funcionamiento y elijas los que más se ajusten a la temática o género de tu libro. Interactúa con los demás: comenta sus entradas y agradece y responde a los comentarios que pongan en las tuyas. 
   Y vosotros, autores y lectores: ¿Cómo describiríais la experiencia con los grupos literarios de Facebook? Como siempre, espero y agradezco vuestros comentarios. ¡Hasta la próxima, amigos!

Aprende a promocionar tu libro en los medios tradicionales

   Queridos amigos y colegas:
  Dedico esta nueva entrada de mi blog a compartir con vosotros -en especial si sois autores independientes- mis conocimientos a la hora de gestionar la promoción de un libro en los medios de comunicación tradicionales: prensa, radio y televisión. Reproduzco a continuación la ponencia que ofrecí sobre este asunto en la primera edición del festival Literania 2017 para autores independientes, organizado por la Asociación Internacional de Autores Independientes y la cooperativa Ediciones Proust.
   Lo primero, una breve presentación: tengo una trayectoria profesional de casi 30 años en diversos medios de comunicación de difusión nacional. Entre ellos, los diarios ABC y El Mundo, la revista Cambio 16 o la agencia de noticias Servimedia. Como escritora he publicado tres novelas: Una mansión en Praga, Ellas y el sexo y En el fin de la Tierra. Las dos primeras a través de editoriales y la última, de género negro, decidí autoeditarla en Amazon, tanto en versión impresa como en ebook. Las tres han tenido presencia en los medios, aunque debo señalar que el interés que despertó mi segunda publicación, Ellas y el sexo, superó con creces al de las otras dos. Por dicha difusión recibí el premio Escriduende a la autora más mediática en la Feria del Libro de Madrid 2014. Hecha esta breve presentación, entramos en materia.


   A las redacciones de los medios llegan cada día cientos de propuestas de publicación de noticias, sucesos y acontecimientos, ya sea en forma de cables de agencias, de notas de prensa o de contactos personales y/o profesionales con los periodistas. Sin embargo, solo algunos ven la luz. ¿Cuáles son las motivaciones que llevan a un informador a decantarse por una noticia concreta y descartar el resto? Fundamentalmente, tres: proximidad, interés y singularidad. Por tanto, son estas tres razones las que debéis tener en cuenta a la hora de presentar vuestro libro a los medios. Analicemos por separado cada una de estas motivaciones.
   La proximidad. Es un error y una pérdida de tiempo enviar una nota de prensa de tu libro a diestro y siniestro. Lo más acertado consiste en escoger a los más próximos, bien a tu lugar de nacimiento o a los escenarios de la novela. Si eres un autor de Málaga, por citar un ejemplo, no aspires a que tu libro salga en la prensa de Madrid: céntrate en la de Málaga e intenta conseguir un contacto cercano con los periodistas de tu provincia. Infórmate sobre los programas culturales o literarios que tengan las emisoras locales de radio y cadenas de televisión y pide que te inviten. Por regla general, son bastante accesibles a la hora de promover las obras de creadores de la tierra. Por supuesto, es preferible que llames personalmente a que envíes un email y te olvides del asunto. ¿Cómo se consiguen esos contactos? La respuesta es fácil. Todo está en la Agenda de la Comunicación, que publica y renueva cada año el gabinete de Prensa de Presidencia del Gobierno y se puede consultar en la web www.la-moncloa.es. Pinchas en Prensa y abres la pestaña Agenda de la Comunicación. Una vez allí, buscas los medios de tu provincia. Es importante que entre esos contactos incluyas a las agencias de información que cuenten con corresponsales locales. EFE y Europa Press los tienen en casi todas las provincias españolas. Las noticias de agencia son de gran alcance, puesto que llegan a todas las redacciones. 
   El interés. En el argot periodístico, “la percha”. Define tu libro en un titular vendible, eso es la percha. Se trata de una definición corta que despierte interés o impacto. En definitiva, que llame la atención. Como ejemplo os pongo la percha que generé para Ellas y el Sexo: “Sexo en Nueva York a la española”. Esta simple frase provocó que medios de difusión masiva como Radio Nacional, Antena 3, Onda Cero o TVE se interesaran por la obra y empezaran a contactarme. La “percha” es fundamental a la hora de promocionar tu libro. Por tanto, merece la pena que dediques el tiempo necesario a pensar en la más adecuada. Enumero algunas pistas para construir una buena percha, basadas tanto en mi experiencia personal como profesional: 
1) El parecido con algún producto muy popular, como en el caso citado, la serie Sexo en Nueva York.
2) La referencia a un suceso actual del que la gente hable. Por ejemplo, si tu libro trata sobre la desaparición de una joven, compáralo con el caso Diana Quer.
3) Tu propio dominio sobre la materia de la que trata tu libro. Esta fue la que utilicé para vender mi primera novela, Una mansión en Praga: “Una ficción construida sobre hechos y escenarios reales, históricos”. Viví la guerra de Yugoslavia muy de cerca y usé esa experiencia, la documentación más valiosa con la que cuenta un autor. Del mismo modo que casi todos la utilizamos para narrar la historia, podemos resumirla en una frase impactante con la que promocionar el libro en los medios. Hago un inciso para mostraros, bajo estas líneas, una foto junto a uno de mis compañeros de mesa en Literania: el conocido escritor Alberto Vázquez-Figueroa, cuya obra inyectó en mis venas la pasión de viajar. Gracias a sus libros me adentré en el desierto del Sáhara, exploré la legendaria ciudad de Manaos (Brasil) y me propuse recorrer un lugar de nuestro planeta cada año de mi vida. Cuando devoraba sus novelas como una posesa no tenía ni idea de que algún día habría de publicar las mías; ni mucho menos, que me sentaría a su lado para dar una ponencia como autora.


   Siguiendo con el tema de esta entrada, insisto en que tu experiencia y tus vivencias constituyen un elemento fundamental para generar en los periodistas la tercera de las motivaciones a las que me referí antes: la singularidad. ¿Qué tienen tu libro o tu persona de especial? ¿Qué os hace distintos al resto? La singularidad es, por decirlo de alguna forma, el complemento de la percha. Tanto para crear la sinopsis como para redactar la nota de prensa, procura que todo lo que cuentes de tu libro tenga algo de especial, genuino o único. También puedes encontrar esa singularidad en la propia estructura del libro, de su argumento o de sus personajes; o citar una referencia a clásicos que están en la mente de todos. Ejemplo: mi última novela, “En el Fin de la Tierra”, tiene la singularidad de que el lector sabe desde el principio quién es el asesino; por tanto, conoce más cosas de la historia que sus propios personajes. Esta técnica típica de las películas de Hitchcook me sirvió tanto para escribir el libro como para promocionarlo después. “Una novela al estilo Hitchcock, donde lo importante no es descubrir al asesino, sino correr su suerte con él”.
   Termino esta ponencia con unas recomendaciones de los elementos que debe incluir la nota de prensa sobre tu libro para generar interés en los medios tradicionales.
1) Estudia el medio al que vas a enviar la nota y adáptala a su audiencia. No es lo mismo una reseña en un periódico que una intervención en un programa de radio o en el informativo de una televisión autonómica. Aunque resulte más fácil, evita enviar la misma nota a todos los medios.
2) Incluye las motivaciones de proximidad, interés o “percha” y singularidad en tu nota de prensa y estructúralas en función de las características del medio. Por ejemplo, si tu libro cuenta las aventuras de un extraterrestre que aterriza en la Tierra, utiliza este hecho como percha y redacta una nota de prensa para que te inviten al programa de Iker Jiménez.
   Como despedida os invito a ver el siguiente vídeo emitido en el Telediario de TVE. Se trata de la primera y -que yo sepa- la única vez que un informativo nacional de la televisión pública española se hace eco de una obra autopublicada. Este hecho, pasarme de la edición tradicional a la autopublicación, fue la "percha" que usé para vender la noticia. ¡Espero vuestros comentarios! ¡Hasta la próxima!
                                 

El Día del Libro, Literania y la pasión literaria

   Después de varias semanas de ausencia por motivos personales que no vienen al caso, vuelvo a esta bitácora de autora la víspera del 23 de Abril, Día Internacional del Libro. Y qué mejor manera de celebrarlo que con un derroche de actividad y pasión literaria: como escritora, como lectora y como correctora. Este año 2017 nos presenta a todos los amantes del libro una genuina novedad: la primera edición de LITERANIA, un festival-maratón literario internacional con dos objetivos fundamentales: apoyar a los escritores independientes e incentivar la lectura. Los organizadores del evento son la Asociación Internacional de Escritores Independientes y la Sociedad Cooperativa Ediciones Proust.
   

    Literania se inaugura el próximo viernes 28 de abril a las 17,30 horas. Tras el pistoletazo de salida, seré la encargada de iniciar las ponencias del sábado con una intervención titulada "Cómo gestionar la promoción de un libro en los medios". Un placer: compartir con otros colegas mi experiencia profesional y mis conocimientos a la hora de lograr que un libro genere interés en los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y televisión); y un deseo: que la charla resulte interesante y útil a sus receptores. Como veréis en el programa bajo estas líneas, me acompañarán dos pesos pesados de las letras: el veterano escritor Alberto Vázquez Figueroa, que nos orientará sobre las cosas que nunca debe hacer un escritor; y el exitoso autor amazónico Enrique Laso, con una ponencia sobre marketing para escritores, parcela en la que es un gran experto. De ambos, sin duda, aprenderemos mucho. Si lees este post y eres un autor independiente, no te pierdas esta primera sesión de Literania.
   
   Por lo que a mi respecta, la semana literaria se presenta cargada de actividad. Me gustaría compartir la entrevista que me ha realizado la periodista Maritza Luza, para el prestigioso y centenario diario La Prensa, de Perú; a propósito de mi tercera novela, "En el fin de la Tierra". Orgullosa de que este thriller al estilo Hitchcock haya despertado interés entre los lectores del país andino, y enriquecedora -a la par que divertida- la experiencia de pasar de entrevistadora a entrevistada. Puedes leerla en el siguiente enlace: Entrevista a Rocío Castrillo. Te animo a celebrar el Día del Libro con una lectura de intriga donde lo importante no es descubrir al asesino, sino correr su suerte con él. Si prefieres el libro al ebook, aprovecha la oportunidad para conseguirlo en Amazon con un 10% de descuento. Encarga la novela en el enlace de abajo a la izquierda y te llegará en dos o tres días. Pero si lo que te gusta es leer desde ya, a golpe de click, pincha en el link de la derecha y consigue el ebook por solo 2,99€ o 2,99$.

                                                         
 
   Como lectora, no quiero perder la ocasión de recomendarte mis dos últimas lecturas: "Entre puntos suspensivos" (romántica), de Mayte Esteban; y "El verano de los juguetes muertos" (género negro), de Tony Hill. La primera me ha resultado una lectura muy ágil y entretenida, de esas que se devoran en un par de sentadas. Una historia, la de Paula y Javier, en la que encuentras un buen abanico de emociones humanas, verosímiles y perfectamente reconocibles en cualquiera de nosotros. La de Toni Hill tiene todos los ingredientes de las grandes novelas del género: intriga, personajes malos y buenos perfectamente retratados y un desenlace inesperado e impactante. En mi opinión, una obra maestra.
         
                                                                                                                                                                            
   Por último, y en lo referido a mi faceta de correctora, he tenido el placer de revisar el primer libro de Lara Carrasco-Muñoz, abogada y activista incansable contra la corrupción. "Una pizca de amor. El ingrediente secreto" es un texto delicioso que nos habla de cocina y vida; de las recetas que marcaron el devenir de una legendaria familia y de un país, España, que se levantaba del letargo de cuarenta años de dictadura y despertaba a una primavera en la que soplaba con fuerza el viento de la libertad. El libro se presenta el próximo miércoles, 26 de abril, en Madrid. Si vives o estás en la capital en esas fechas, no te lo pierdas. Actuará el Coro de Gospel de Dany Reus, del que la polifacética Lara forma parte. Aquí tienes la invitación:


   Os deseo a todos, queridos amigos, lectores y seguidores, un feliz y fructífero Día del Libro.
   ¡Hasta la próxima!

  

Ortografía útil: la raya en los diálogos. Cinco reglas de oro

   Como algunos sabréis, me dedico a la corrección de textos desde que empecé a trabajar como periodista en la redacción del diario ABC, hace muchísimos años, y me encargaron la corrección de todos los textos, tanto informativos como de opinión y publicitarios, que cada día formaban la primera edición del rotativo. Después, mi periplo profesional me llevó a la revisión de escritos diversos, desde memorias de empresa a tesis doctorales y libros, tanto de ficción como de no ficción. A estas alturas debo confesar que nunca se termina de aprender el manejo exacto de un idioma tan rico y lleno de matices como el nuestro.
   Dentro de las entradas que dedicaré a aspectos controvertidos y, por regla general, mal utilizados de nuestra ortografía, hoy quiero compartir las cinco normas de oro para un uso correcto de las rayas de diálogo que, sobre todo, resultarán muy útiles a los autores independientes. Empiezo con su definición, según el Diccionario panhispánico de dudas: "Signo de puntuación representado por un trazo horizontal (—) de mayor longitud que el correspondiente al guion (-)". La raya de diálogo no está en los ordenadores. Los que uséis Word la tenéis en Insertar/Símbolos. Otro modo de reproducirla es Control+guion situado a la derecha del teclado. Sin más dilación, vamos a su uso.
   1º) En un diálogo, la raya indica la intervención de cada uno de los personajes. Se escribe al principio del parlamento y sin dejar espacio entre la raya y el texto: —Hoy es un día feliz. En novelas y otros textos narrativos, las intervenciones de cada personaje empiezan en línea aparte. 
   2º) Se ponen dos rayas, una de apertura y otra de cierre, cuando las aclaraciones del narrador interrumpen las palabras del personaje, que continúan después, como podéis ver en el ejemplo siguiente: Se acabó la fiesta —expresó Clara. Solo falta una hora para que salga nuestro vuelo. 
   3º) No se pone raya en caso de que, inmediatamente después de la acotación del narrador, siga este y no el personaje. Ejemplo: —Nada importante —mintió, agobiado. Respiró hondo y se dirigió al grupo.
   4º) Cuando un verbo de habla (decir, asegurar, afirmar, preguntar, responder, exclamar, repetir, etc.) introduce la aclaración del narrador, esta empieza en minúsculas, aún en el caso de que venga precedida de un signo con valor de punto, como los de cierre de interrogación o de exclamación. Lo vemos en el ejemplo siguiente: —¿Por qué, por qué? —repitió el escritor, entre la crispación y el enfado. En caso de que la acotación del narrador no se introduzca con un verbo de habla, las palabras del personaje deben cerrarse con un punto y empezar con mayúscula el inciso del narrador, tal como ocurre en este ejemplo: Adiós, Ana. He dejado de quererte. —Salió y cerró de un portazo.
   5º) Si la intervención del personaje sigue tras el inciso del narrador, el signo de puntuación que corresponda a la frase interrumpida debe colocarse tras la raya que cierra la aclaración del narrador. Veamos un ejemplo: No deberías conducir a tu edad —le advirtió su hija—; los accidentes de tráfico son demasiado frecuentes en los mayores de 70.
   ¿Conocíais estas cinco reglas de oro? ¿Os han resultado útiles? Espero vuestros comentarios.
   ¡Hasta la próxima, amigos!